Publicado por Cyan_Bloodbane 3 ~ Comentarios ~


Munchkin...realmente adictivo


"Mata a los monstruos. Roba el tesoro. Apuñala a tus amigos"

Munchkin es un popular juego de cartas de rol diseñado por Steve Jackson.
El juego emula las aventuras de unos heroes (nosotros los jugadores, de 2 a 6) cuya finalidad es subir niveles para ganar, consiguiendo tesoros, matando monstruos...y por que no decirlo, puteando a los demás jugadores.
No se trata de un juego de rol tradicional, lo que hace que este juego se haya hecho tan famoso son sus hilarantes cartas, donde podemos encontrar una “Motosierra de mutilación sangrienta”, enfrentarte a un “Pollo dopado con esteroides”, beberte una “Poción de halitosis” o encontrarte con un temible "Abogado"

Puede parecer sencillo a primera vista, matar monstruos y subir de nivel, pero ahi es donde entran en juego el resto de heroes...viles personas que harán todo lo posible por impedir que llegues al nivel 10. Pueden "fastidiarte" usando sus cartas: hechizos, pociones y miles de objetos que ayudan al monstruo a vencerte, pero no te preocupes, siempre puedes pedir ayuda a algún amigo para que te ayude....a cambio de algo, por supuesto.


Sin duda, un juego adictivo, divertido y siempre diferente que os hará pasar muy buenos ratos en compañia de esos "traidores" a los que llamais vuestros amigos xD




3 Respuesta.

  1. Hace unos día que nosotros lo descubrimos (e hicimos una reseña para el blog) y nos encantó. Superdiverto para jugar con amigos y pasar un gran rato ^.^

    PD: nosotros tb os hemos enlazado ^^

  2. Si!! la estuve leyendo!
    este juego ha sido mi perdicion...me quiero comprar todas sus versiones y extensiones! ejej

  3. Oooh, este juego lo tengo (el original y la expansión siguiente, mis amigos tienen las demás). Hará cosa de un par de años que lo tengo y menudas viciadas nos metíamos, madre mía, que risa xD Es que es genial este juego :3

    Por cierto, he llegado a ti a través del blog Historia de una pipa, me ha gustado, te sigo :)

Publicar un comentario en la entrada